FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinRSS FeedPinterest
Pin It
   

Enamorados de ENG: Una Historia de San Valentín

Detalles

A los amables usuarios de mis “cacharros”, quisiera presentarles este ejemplo gráfico porque quizás pueda ayudarles aprovechar algunas sinergias que obtenemos simplemente cuando observemos la concatenación de signos y patrones.

Sin ser una regla infalible, observar señales de parecido significado positivo en diferentes herramientas simultáneamente a mí me ayuda a decidir dónde tomar ciertos riesgos. Y, a veces acierto, y otras no. Pero, como siempre repito, cuando me equivoco, ahí está mi stop; acepto mi pérdida y el mercado dicta [una vez más] que él es quien manda y quien tiene siempre la razón.

A aquellos que tiene la amabilidad de seguirme en Twitter [https://twitter.com/Blai5_ ] tuve la oportunidad de comentarles el pasado día 14 [aprovechando San Valentín :-) ] de mi intuición sobre este valor con un mensaje que decía : “Me he enamorado de ENG. Si rompe 18 y cierra por encima, podemos tener una bonita historia de amor”. 
Yo estaba comprado desde el día 11, pero reconozco que con un riesgo exagerado e innecesario. Jugar a acertar el punto de rebote es una temeridad y [en la mayor parte de casos] una estupidez.

Hay que comprar cuando el valor EMPIEZA a subir y hay que vender cuando EMPIEZA a bajar, pero NO ANTES. Que esta vez me haya salido bien es un churro y lo único que demuestra es mi buena suerte, mi poca paciencia y mi mal juicio, nada más.

Muestro el gráfico y lo explico, para [eso sí] compartir con ustedes esos sutiles detalles que pueden ayudarnos en futuras ocasiones, que de todo se puede aprender, ¡hasta de los aciertos! Gráfico de hoy poco antes del cierre [cuando escribo esto].


¿Por qué cometí la afortunada estupidez de entrar el día 11 donde marca la flecha verde? [Más prudente habría sido el 14, cuando lo comenté, con tres velas positivas; y mucho más prudente hacerlo hoy cuando superó la resistencia de 18€].

Empecemos por Koncorde. Desde mediados de noviembre parece que hay un saldo positivo de entrada de manos fuertes, según indica el área azul. Eso me gusta. De repente, algo pasó a principios de febrero que hizo mover el precio y espantó a los “pezqueñines” que salieron huyendo, dando lugar a ese patrón que tanto me gusta y al que llamo “patrón espejo” [área verde en negativo con área azul en positivo, simultáneamente]. No es garantía de nada, pero puede indicar anticipadamente un soporte o un punto de giro.

Los defensores del “precio y sólo precio” también me replicarían que esa zona [entre 17,10 y 17,15€] ya estaba trabajando como soporte y tendrían toda la razón; lo sumo a los aspectos a favor. Los especialistas en velas me dirían que ese martillo invertido que estaba dibujando ese día también daba pistas de un posible giro, y también les daría la razón. Todo va sumando.

Por mucho que Koncorde sea la herramienta favorita de la mayoría, ya saben que yo siento debilidad por Vigía, precisamente porque sé lo que me costó ajustar su geometría. Cabe observar como trazando una línea por sus mínimos [principal alcista, la llamo yo], los rebotes sobre esa línea acaban revelando soportes ocultos, cuanto más lejanos, más fuertes. Un tercer toque sobre la línea [por no hablar de un cuarto o un quinto] es algo a considerar como potencial punto de rebote.

Además de ello, en la banda superior, el mini-Atlas me estaba diciendo que el “muelle” estaba bien tenso como para un impulso apreciable.

Y, si me hubiese equivocado [como tantas otras veces; hoy mismo mis EZA del índice sudafricano se han estrellado contra el stop, o sea que me equivoqué comprándolas] ahí estaba mi stop en 13,83€ para saltar en cuanto lo tocase.

Afortunadamente, si contamos el desplazamiento máximo [desde giro hasta el MAX de hoy] en 7 barras [9 días] el valor se ha movido un 7,79%, cerrando por encima de 18€, lo que le da perspectivas de continuidad. Esta vez hubo suerte.

Desplazaré mi stop hacia arriba, me aseguraré que la operación ya no me causará pérdidas y la dejaré desarrollar su movimiento hasta allí donde me parezca razonable.

Sumar elementos a favor a mí me da la tranquilidad de no haber operado en un impulso irreflexivo. Si, en esta ocasión me puedo acusar de haberme precipitado y no haber esperado a la confirmación del giro, sí que me puedo sentir satisfecho de haberlo analizado de manera detallada. Por eso, a pesar del pecado venial de impaciencia, había posibilidades de que esta opercación saliese bien.

Y, si uno se equivoca, pues no queda más que aceptarlo y aprender para, en la próxima ocasión estar atentos a ese detalle que se nos pasó por alto.

Pero, como siempre, todo esto es sólo la opinión de un trader amateur sufridor, esforzado y voluntarioso, como cualquiera de ustedes.

Suerte y plusvalías.

   
   

Creative Commons License Todos mis desarrollos están bajo licencia de Creative Commons | Las informaciones aquí ofrecidas o las generadas por cualquiera de mis herramientas en ningún caso deben tomarse como una invitación o recomendación de compra o venda de valor alguno. Mis desarrollos son siempre puramente experimentales e informativos.

© ALLROUNDER