FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinRSS FeedPinterest
Pin It
   

Blai5 Vigía: El Cóctel de Indicadores

Detalles

En esencia, no hay tanta diferencia entre un indicador técnico bursátil y, por ejemplo, un sistema de control de presión en un grupo de calderas. Se obtienen medidas en puntos críticos, se establecen patrones dentro de los cuales se considera que el sistema está dentro de la normalidad y cuando se exceden ciertos límites, se disparan las alarmas.

Hace años la solución eran los cuadros de mando con un elevado número de indicadores independientes, uno para cada punto de control. El sistema era eficiente. Si en algún momento y lugar se excedía del rango de seguridad, sonaba la alarma y el técnico podía tomar la medida de corrección oportuna. Pero, han pasado los años y la evolución ha llegado también hasta los cuadros de mando.

Hoy las mediciones las realizan sensores que llevan los datos digitalizados hasta un ordenador, que los analiza, evalúa y presenta. ¿Cuál es entonces la alternativa? ¿Simular de nuevo el viejo esquema del conjunto de indicadores independientes en un tablero de control virtual idéntico pero en una pantalla? Eso se hizo, pero afortunadamente durante poco tiempo.

Estaba claro que había que crear nuevos sistemas de visualización y control que fuesen más sencillos que controlar simultáneamente un grupo de indicadores independientes. Abrir una válvula o equilibrar una presión entre dos calderas era algo que no merecía ni la atención del operador. El propio sistema podía encargarse automáticamente de ello.

Eso fue lo primero que me pasó por la cabeza cuando empecé a observar las pantallas gráficas repletas de diferentes indicadores técnicos, en la mayor parte de los casos, simples curvas oscilantes. ¿Era posible aplicar la técnica de la fusión de diferentes indicadores simples en un indicador complejo en el caso del trading? Tenía que intentarlo. Era un primer paso.

Consideré que si conseguía aunar y armonizar en una sola curva la señal de diferentes indicadores técnicos clásicos, esa curva combinada debería ofrecer mejores señales de trading que cualquiera de ellos por separado. Después de una larga serie de pruebas me pareció que los indicadores técnicos más indicados para ese propósito eran el RSI, por su inteligente diseño de seguimiento del precio; el MFI que suma armonización entre precio y volumen; las Bandas de Bollinger, añadiendo control sobre la volatilidad y el Estocástico, por aportar algo del carácter cíclico propio de los mercados.

Como si de un cóctel de indicadores se tratase, todo el secreto estaba en las proporciones y periodicidades utilizadas, con lo que, después de un largo periodo de pruebas generé la curva de Vigía que, salvo ligeras modificaciones, hoy sigue dando un excelente rendimiento. Vigía fue mi primer indicador complejo, pues generaba su curva y señales a partir de una única fórmula combinada de otros cuatro indicadores. De todos modos el indicador ha seguido evolucionando y sumando elementos. La actual versión de Vigía con la que estoy trabajando [versión 9] incorpora un media exponencial, bandas de volatilidad para detectar zonas activas de carga y descarga, y un elemento central destinado a ayudar a determinar los cambios de tendencia.

Sobre Vigía [análisis y opiniones de terceros]:

   
   

Creative Commons License Todos mis desarrollos están bajo licencia de Creative Commons | Las informaciones aquí ofrecidas o las generadas por cualquiera de mis herramientas en ningún caso deben tomarse como una invitación o recomendación de compra o venda de valor alguno. Mis desarrollos son siempre puramente experimentales e informativos.

© ALLROUNDER