Autor: Blai5

TITÁN 3: Herramientas Complementarias

TITÁN 3: Herramientas Complementarias

En esta entrada detallaremos cada una de la herramientas complementarias que se incluyen acompañando al indicador Blai5 TITÁN 3, que son los ProScreeners [PS] que se muestran y explican a continuación.

En todos los casos es necesario para su funcionamiento tener previamente instalado el indicador Blai5 TITAN 3, pues toman los datos directamente de su algoritmo. Por ello se entregan conjuntamente a él y en el mismo archivo zip.

DETALLES SOBRE LA CONFIGURACIÓN DE LOS PS

Gracias a los avances en la programación en ProRealTime v.12 podemos incorporar variables en los PS, lo que nos permite que sean más configurables y que el usuario los pueda adaptar a sus necesidades concretas en cada ocasión.

Para este grupo de PS, básicamente se ofrecen dos variables configurables: la rotulada como «P», que señala en número de velas [desde la última y hacia atrás] que consideraremos, y que debería coincidir con el valor «P» que graficamos en el indicador Blai5 TITAN 3. Si no, habrán discrepancias entre los datos de PS y gráfico.

También podemos observar la variable «VOL«, que actúa como filtro y donde podemos indicar el número mínimo de volumen de media que debe tener un activo para que aparezca listado, eliminando de la lista a los que no lo superen. En mercado extensos es de gran utilidad para cortar los activos con menor interés por parte del mercado.

Para acceder a su modificación, debe pulsar sobre el icono de la herramienta y modificar los valores [Valor] en la pantalla que se abre:


ProScreener: PS_TITAN3_R1

Este robot ProScreener detecta todos aquellos activos del grupo/s o mercado/s seleccionados que estén en la banda superior de Blai5 TITAN 3, superando la resistencia R1 y calcula en número de velas q llevan dentro del canal superior, cosa q podría indicarnos q el activo se ha frenado y puede estar preparando un giro hacia el otro extremo del canal. De ahí su potencial interés

Se ordenan según la cantidad de velas [«VELAS«], que oscilarán entre 5 [cinco o más] e irán decreciendo hasta 1.

Como no es difícil ver algunas discrepancias entre el valor «VELAS» y las que en cada momento vemos que cumplen esa condición, aclararemos algún concepto respecto a como los ProScreeners en general cuentan las velas y así nos ahorraremos mayores explicaciones posteriores:

  • El valor «VELAS» es simplemente orientativo [así que no le den mayor importancia] y por lo que REALMENTE puede tener interés para el trading es que, en caso de ser mayor, podría indicarnos que el activo se ha frenado y puede estar preparando un giro hacia el otro extremo del canal. De ahí su potencial valor para el trading.
  • El valor 5 puede representar 5 o más velas.
  • La última vela, en general, los PS no la cuentan hasta que se cierra completamente. Entiende que se está formando aún. Eso es bastante evidente en los valores «2» y «1». A veces vemos que un activo con valor «VELAS» = 1 tiene claramente dos en el área coloreada. La última entiende que no está cerrada y no la cuenta todavía.
  • El indicador se redibuja en tiempo real, por lo que puede que algunas velas anteriores puedan quedar dentro o fuera del área coloreada con esos movimientos y aparentemente falle la cuenta. La verdad es que da igual.

ProScreener: PS_TITAN3_S1

Este robot ProScreener detecta todos aquellos activos del grupo/s o mercado/s seleccionados que estén en la banda inferior de Blai5 TITAN 3, superando el soporte S1 y calcula en número de velas q llevan ahí.

Se ordenan según la cantidad de velas [«VELAS«] que, en este caso se presentarán con valores negativos que irán de -5 hasta -1.

Así «-5» indicará que el activo lleva 5 velas [o más] en la parte inferior del canal y «-1» que lleva 1 vela dentro de ese canal inferior.

Para discrepancias en el número de velas que apreciamos, ver unas líneas más arriba la pertinente explicación.

Repetiremos aquí que el valor «VELAS» es simplemente orientativo [así que no le den mayor relevancia] y por lo que REALMENTE puede tener interés para el trading es que podría indicarnos que el activo se ha frenado y puede estar preparando un giro hacia el otro extremo del canal. De ahí su potencial interés.


ProScreener: PS_TITAN3_S1_R1

Este robot ProScreener suma los dos anteriores y detecta todos aquellos activos del grupo/s o mercado/s seleccionados que estén en la banda superior de Blai5 TITAN 3, superando la resistencia R1 o en la banda inferior al ser inferiores a S1 y, en ambos casos, calcula en número de velas q llevan ahí.

Se trata de un PS que nos permite visualizar simultáneamente los activos detectados en los dos PS anteriores. Para evitar el desbordamiento de datos, mejor utilizarlo con grupos o mercados más reducidos.

Se ordenan según la cantidad de velas [«VELAS«] que, como ya se ha explicado, tendrán valores positivos para los activos situados en la banda alta [>R1] de +5 hasta +1; y negativos para aquellos que se encuentren en la parte inferior [<S1] del indicador entre -5 y -1.


ProScreener: PS_TITAN3_BULL

ProScreener para detectar y ordenar los activos dentro del mercado o grupo seleccionado que, considerando las últimas P velas [configurable], tienen una tendencia alcista marcada por la pendiente ascendente del indicador Blai5 Titan [segmento de Regresión Lineal]. Los valores se ordenan según el grado de inclinación de la línea TITÁN rotulado como «Pendiente«.

Para entender cómo se interpretan los valores de «Pendiente» por su grado de inclinación [o fuerza de la tendencia en las últimas P velas indicadas], las tendencias alcistas ofrecen valores siempre superiores a 100, y cuanto MAYOR el valor de «Pendiente», más alcista resultará el activo.

Los valores próximos a 100 indican situaciones próximas a la lateralidad en esos periodos y activos concretos.


ProScreener: PS_TITAN3_BEAR

ProScreener que detecta y ordena los activos dentro del mercado o grupo seleccionado que, considerando las últimas P velas [configurable], tienen una tendencia bajista marcada por el ángulo descendente del indicador Blai5 Titan [segmento de Regresión Lineal]. Los valores se ordenan según el grado de inclinación de la línea TITÁN rotulado como «Pendiente«.

Para entender cómo se interpretan los valores de «Pendiente» por su grado de inclinación [o fuerza de la tendencia en las últimas P velas indicadas], las tendencias bajistas ofrecen valores siempre inferiores a 100, y cuanto MENOR el valor de «Pendiente», más bajista resultará el activo.

Los valores próximos a 100 indican situaciones próximas a la lateralidad en esos periodos y activos concretos.


ProScreener: PS_TITAN3_TREND

ProScreener para detectar y ordenar los activos dentro del mercado o grupo seleccionado por su TENDENCIA en las últimas P velas [configurable] , marcada por la pendiente del indicador Blai5 Titan [segmento de Regresión Lineal]. Los valores se ordenan según el grado de inclinación de la línea TITÁN rotulado como «Pendiente«.

Como se pretende que los PS sean prácticos para el trading [con Titán], sólo lista aquellos que se encuentran en las bandas superior o inferior, pero no los que están transitando por la parte central (sin colorear). Si se desea listar TODOS los miembros de un grupo o mercado por su tendencia, independientemente de su posición en TITAN3, bastará con activar la casilla «TODOS».

Y así es como opera:

Para entender cómo se interpretan los valores de «Pendiente» por su grado de inclinación [o fuerza de la tendencia en las últimas P velas indicadas]:

  • Los valores próximos a 100 indican situaciones próximas a la lateralidad en esos periodos y activos concretos.
  • Las tendencias alcistas ofrecen valores siempre superiores a 100, y cuanto MAYOR el valor de «Pendiente», más alcista resultará el activo.
  • Las tendencias bajistas ofrecen valores siempre inferiores a 100, y cuanto MENOR el valor de «Pendiente», más bajista resultará el activo.

ProScreener: PS_TITAN3>R1 [PS_TITAN3MR1]

ProScreener que detecta y ordena los activos dentro de un mercado o grupo seleccionado considerando que las últimas P velas [configurable] estén en la banda superior de Blai5 TITAN 3, superando la resistencia R1 y los ordena por su proximidad a la línea R1. A menor valor PROX, más próximos.

Eso permitirá detectar aquellos activos que, por proximidad, estén más cercanos a cruzar a la baja esa línea R1 que potencialmente permitiría una entrada dentro de un trading tradicional del canal.

Ofrece la posibilidad de configurar el número de velas a escanear [P] y dispone de un filtro de volumen [VOL] para eliminar los activos con un volumen de negociación medio inferior al indicado.


ProScreener PS_TITAN3<S1 [PS_TITAN3mS1]

ProScreener para detectar y ordenar los activos dentro de un mercado o grupo seleccionado considerando que las últimas P velas [configurable] estén en la banda inferior de Blai5 TITAN 3, superando el soporte S1 y los ordena por su proximidad a la línea S1. A menor valor PROX, más próximos.

Eso permitirá detectar aquellos activos que, por proximidad, estén más cercanos a cruzar al alza esa línea S1 que potencialmente permitiría una entrada dentro de un trading tradicional del canal.

Ofrece la posibilidad de configurar el número de velas a escanear [P] y dispone de un filtro de volumen [VOL] para eliminar los activos con un volumen de negociación medio inferior al indicado.


Todas estas herramientas están incluidas con el indicador Blai5 TITAN 3 en el mismo archivo .zip


ProScreener «AL POZO»

ProScreener «AL POZO»

No ha mucho alguien me ha recordado esta herramienta que programé hace ya bastante [2009, según mis apuntes] a petición de un amigo trader.

Ese amigo tenía una estrategia para operar activos en mercados extensos [NASDAQ y NYSE] donde se diera la circunstancia que hubieran perdido el 50% [o más] de su valor recientemente y apostar a medio/largo plazo por el cierre del gap con muy poco riesgo y stop muy ceñido, una estrategia que, me consta, le ha reportado excelentes beneficios durante años.

Evidentemente el principal obstáculo y dificultad era localizar esos activos entre las miles y miles de acciones de esos mercados [o en la suma de activos en diferentes mercados].

Para ayudarle programé un ProScreener [PS] para PRT al que le di el nombre de «AL POZO» y que ahora pongo a disposición pública [o sea, a la tuya, si lo quieres].

El presente PS permite buscar, mostrar y ordenar activos que hayan sufrido caídas muy bruscas y súbitas en mercados muy extensos durante las 25 sesiones previas. La técnica de trading que sigue a este proceso puede ser doble: o bien la búsqueda de un efecto rebote a corto plazo o de recuperación completa a medio/largo plazo.

PS Blai5 «Al Pozo» aplicado sobre NYSE y NASDAQ

Lo diseñé pensando en su utilización en temporalidad diaria, para mercados amplios y le he incorporado un doble filtro: el primero para eliminar activos con precio inferior a 0,50 $/€, para evitar morralla centimera demasiado al filo de quiebra, y un segundo filtro de volumen para valores que muevan de media menos de 1.000 acciones por sesión, por poco líquidos.

No va asociado a ningún indicador, por lo que puede ser ejecutado sin problema en cualquier plataforma PRT y se puede descargar de forma libre y gratuita.

Titán 3: Métodos de Trading

Titán 3: Métodos de Trading

En este artículo me gustaría presentar brevemente alguno de los métodos de especulación que he utilizado y utilizo con mi indicador Blai5 TITÁN 3.

TRADEANDO EL CANAL

Tradear el canal no tiene ningún secreto. Quizás la única dificultad sería para los usuarios noveles identificar el canal tradeable. Y eso lo hace TITÁN 3 de manera automática.

Canales encontramos en todas las temporalidades, cortas y largas, y siempre se operan del mismo modo: identificando la tendencia, el límite superior e inferior del canar de trading y apostando por que, una vez llegado a un extremo, se dirija hacia el opuesto.

¿Qué aporta entonces TITÁN 3? Traza automáticamente el canal tradeable de las últimas «N» velas, nos permite establecer entre qué dos velas dibujarlo, muestra muy visualmente la tendencia actual y nos sugiere puntos de entrada y salida, así como los stop loss.

La línea de «cierre de cortos» es también la de «apertura de largos» y viceversa

Las variantes que mostraremos han sido testeadas y se han mostrado efectivas [sin que ello signifique que lo sean siempre y para todos los activos]. De todos modos es útil recordar, una vez más, que los indicadores técnicos NO SON un sistema, sino una herramienta accesoria que puede ser utilizada como complemento de diferentes métodos y sistemas.

En este caso analizaremos algunas formas de sacar partido a TITÁN, pero siempre después de haber practicado previamente esas técnicas en papertrading y bajo la propia responsabilidad del ejecutante.

TRADING DEL CANAL Y SWING TRADING

En el swing trading se pretende hacer operaciones de temporalidad intermedia [entre 3 y 15 sesiones, aproximadamente, aunque se pueda extender en los casos que resulte rentable hacerlo]. Se trabaja, en general, con gráficos horarios, diarios o superiores.

INTRADÍAS

Tomen mis comentarios como fruto de mi experiencia personal, pero siempre comprueben si se adaptan bien a su sistema de trading.

  1. Raramente utilizo sólo Titán 3. Lo complemento con algún otro indicador en el que confíe. Básicamente Koncorde, Koncorde + Atlas o, ambos + Vigía. Si tienes otro en que confíes, experimenta con él. Lo hago para confirmar mis entradas o desecharlas.
  2. Mientras en gráfico diario/horario utilizo valores de «P« más altos [entre 50 y 100 velas] intentando abarcar todo un movimiento desde su inicio, en intradías [minutos/ticks] generalmente lo mantengo cerca del valor P=50 y dejo que vaya girando y actualizándose. Al principio cuesta un poco mentalmente que las referencias vayan cambiando, pero cuando te acostumbras ves que el movimiento progresivo del canal te permite operarlo mejor.
  3. Aunque se puede operar en ambos sentidos, yo prefiero operar sólo A FAVOR DE TENDENCIA, marcada por la inclinación de TITÁN en cada fase. Los contratendencias acostumbran a no ser rentables. En general es mejor esperar la siguiente entrada a favor de tendencia.
  4. En intradías prefiero graficar en ticks que en minutos. Obtengo mejores resultados con ese tipo de velas mejor estructuradas y TODAS ELLAS con la misma cantidad de información. [ver: vídeo Ticks o minutos]
  5. El número de ticks depende del activo y del momento. Es cuestión de calcular la cantidad de ticks que nos permiten recorridos productivos con riesgos más limitados. Si hablamos de índices principales, yo tengo algunos valores «fetiche», tales como 89, 144 y 377. Cambio de uno a otro según me convenga. Pero no creo que esos número concretos tengan especial valor, más allá que sean parte de la sucesión de Fibonacci.
  6. En general, esos valores de ticks serían una equivalencia [aproximada, imperfecta y variable según el activo] a velas de 2, 3 y 5 minutos, según el caso.
  7. IMPORTANTE en este método: las entradas (cortos o largos) es mucho mejor hacerlas NO con un toque, sino con la vela cerrada superando el punto de entrada. El Stop Loss, mejor a toque.
  8. Si, como en el gráfico inferior, las velas no alcanzan las bandas de volatilidad superior e inferior, no opero. Mi conclusión es que no vale la pena operar el activo por baja volatilidad momentánea.
  9. En algunos activos y momentos quizás veáis en algún gráfico que utilizo TITÁN con velas Heikin-Ashi. Si quieres probarlo, igual te sorprende.

MÉTODO COMPLETO O «DE IDA Y VUELTA»

Imagino que sería , en primera instancia, la tècnica que intentarían la mayoría de usuarios, aunque ya les anticipo que, en general, NO ES en absoluto el mejor ni el más rentable de los métodos [pero, como siempre les repito: NO me crean, compruébenlo por ustedes mismos].

Se basa en intentar cazar todos los movimientos entre banda y banda, prescindiendo de la tendencia. Lo explico sobre el gráfico. [Las flechas indican vela de entrada: verde para largos, roja para cortos; las «x», cierre de posición].

Método «Completo» o de «Ida y Vuelta»

Puedes comprobar que las líneas de volatilidad inferior y superior [S1 y R1] nos dan puntos aceptables de entrada y salida, así como los externos [S2 y R2] marcan la situación de los stop loss, que al responder a la inclinación del canal de tendencia cumplen también la función de SL dinámicos.

Así, cuando el precio:

  1. supere a la baja la línea S1 (cierre de cortos) y cierre dentro del área verde, cerraremos cortos (si están abiertos)
  2. cuando el precio salga de la zona verde y penetre (y cierre) dentro de la zona central blanca, cruzando al alza la línea S1, podemos abrir largos en ese punto y situaremos el SL en la línea inferior exterior [S2]
  3. Seguiremos con la posición abierta hasta que el precio penetre (y cierre) en la zona roja superior (cierre de largos) al cruzar al alza la línea R1.
  4. A la inversa, abriremos cortos con el cierre la primera vela dentro de la zona central blanca y situaremos el SL sobre la línea roja superior [R2]
  5. Y, vuelta a empezar…

Personalment este sistema SÓLO lo utilizo durante los laterales si son amplios [TITÁN = horizontal]. Si hay tendencia, me resulta MUCHO más rentable y seguro utilizar el siguiente, que es el que recomiendo en general.

MÉTODO «SÓLO A FAVOR DE TENDENCIA»

Es sencillo y rápido de explicar: sólo se opera a favor de tendencia, cosa que es muy evidente sólo observando la dirección de la pendiente.

Así, en el ejemplo gráfico anterior SÓLO hubiésemos operado los tramos de «largos» y no habríamos entrado en ninguno de los cortos.

Aprovecho para explicar una variante de sistema [válida también para el métodos anteriores] que se puede ir introduciendo paulatinamente cuando le empiecen a coger el aire en las imprescindibles pruebas papertrading.

Observen de nuevo el gráfico anterior (Método «Completo» o de «Ida y Vuelta»). Fíjense que, es el mismo ejemplo, pero con una vela más. En el caso anterior la última vela se quedó muy cerca del Stop Loss. Vean lo que pasó en la siguiente:

Método «A Favor de Tendencia»

Lo prudente [y correcto] sería dejar saltar el SL y esperar tranquilamente. Pero si se encuentran con que esa vela cierra claramente por debajo del canal [y te va la «marcha» y tomar algún riesgo], la alternativa sería ponernos cortos con SL en el máximo de esa vela y esperar.

Si inmediatamente vuelve atrás, saltará el SL. Nos jugó una mala pasada. Pero cuando se rompe el canal de esta manera tan evidente es posible que se dé un giro a la tendencia, del que ya tendríamos un buen punto de entrada y a esperar con paciencia que TITÁN vaya girando para adaptarse a la nueva situación y tendéncia.

MÉTODO «SCALP» O DE «REGRESIÓN A LA RL»

También es fácil y rápido de explicar. Este sólo lo uso en mis días más «aguerridos» [que, la verdad, son MUY pocos] o cuando me faltan unos pocos puntos para completar mi jornada de trading.

Se trata de operar cualquiera de los métodos anteriores (preferiblemente el «A Favor de Tendencia«) pero SÓLO entre la línea de abrir posición (largos o cortos, según la tendencia), también en la primera vela que cierre dentro de la zona blanca, pero cierro la posición al primer toque en la recta TITÁN, en la Recta de Regresión Lineal intermedia.

Esta puede ser útil en sesiones muy nerviosas, activos convulsos, en temporalidades mayores de índices o en índices mayores donde cada punto significa más €. Es un método para reducir el riesgo y acortar los trades.

Como siempre, la mejor elección siempre es la que se adapte más a tu forma de trading.

A partir de este punto es donde deben experimentar, modificar, mejorar e inventar nuevos métodos. Y si encuentran algo realmente mejor, no sean egoístas y compártanlo.


TITÁN 3: Configuración

TITÁN 3: Configuración

Como ya explicamos en el anterior artículo descriptivo sobre TITÁN 3, la descarga e instalación no representa mayor problema.

Una vez descargado desde el link que te enviaremos por solicitud a tu mail, copia el zip en una carpeta y descomprímelo. Obtendrás varios archivos del tipo “itf”, algunos que empiezan como «PS_» y que corresponden a ProScreeners [que trataremos en «Herramientas Accesorias»] y el indicador propiamente [Blai5 TITAN 3] que debes IMPORTAR de la siguiente manera:

  1. Desde cualquier ventana de PRT pulsa sobre el botón superior “INDICADORES
  2. Cuando se abra, pulsa en la pestaña INDICADORES y en el icono superior “IMPORTAR
  3. Localiza el archivo, lo seleccionas y listo.

Inmediatamente formará parte de tus indicadores disponible como «Blai5 TITAN 3«

CONFIGURACIÓN DE TITÁN 3

Como podrás comprobar, el indicador viene completamente configurado en estructura y colores de sus líneas y de sus bandas, desde el mismo momento en que lo instales que te aparecerá ya así:

Ya que no hay nada que configurar ni modificar en cuanto a líneas y áreas de color, pasaremos los únicos detalles que pueden merecer un comentario.

Si les molesta o, simplemente, no les parece de interés disponer de los valores numéricos de las cinco líneas en el eje derecho de su gráfico [precio], basta con que desactiven las casillas de la columna «Etiqueta» y quedarán ocultas.

Verán que hay una variable rotulada como «P» [de «periodo«]. Ese valor [por defecto, P = 50] define la cantidad de velas desde la última y hacia atrás que toma TITÁN 3 para hacer sus cálculos y dibujarse sobre el gráfico. En este vídeo se puede comprobar fácilmente su funcionamiento, tanto subiendo o bajando su valor manualmente o escribiendo el número de velas a considerar.

Habrás advertido que, justo al lado de la variable «P», hay una casilla de verificación rotulada como «ALT», que sólo puede marcarse o desmarcarse. Su significado es sencillo: cuando diseñé el nuevo algoritmo para calcular TITÁN [la línea que emula la recta de RL central], encontré dos fórmulas de cálculo que ofrecían una ligera diferencia final. Sin embargo, en algunos casos concretos [de situaciones de mercado] me gustaba más el uno o el otro, porque se ajustaba mejor a los movimientos y giros. Al final pensé que tampoco importaba mucho incluir las dos fórmulas, una por defecto [casilla desactivada] y otra ALTERNATIVA [ALT], por si en alguna ocasión decidía utilizarla. [En general, te puedes olvidar de ella].

Hay una segunda casilla rotulada como «T» cuya función, cuando está activada, es presentar el valor numérico de la pendiente de TITÁN 3. La necesitaba en fase de diseño y es el cálculo presente en algunos PS complementarios. La dejé porque me acostumbré a ella y ahora hasta me parece «chula». Si te gusta o te parece interesante, la puedes dejar activada o quitarla, si no.

Yo utilizo generalmente el valor P=50 para mis intradías, pues es bastante estándar, aunque en general y para cualquier temporalidad intento ajustar la longitud de TITÁN al último tramo del movimiento del activo de forma que sus movimientos tangan un sentido dentro del canal y sus giros queden incluidos en las bandas de soporte y resistencia [S1/S2 y R1/R2]. En ejemplo del vídeo habréis podido ver como, en ese caso concreto P=83 parecía lo más correcto.

Recuerda, sin embargo, que la variable permanece en el último valor fijado. Cuando vuelva a arrancar la plataforma y TITÁN, la variable P está en el último valor que la hayan dejado. La reconfiguras y problema solucionado.

En cuanto a la utilización en temporalidades más largas (gráficos horarios, diarios, o superiores) verás que lo mejor es tender a utilizar valores de P más largos, hasta 100 o incluso más. La estructura del activo en cada momento lo define.


Blai5 TITÁN 3

Blai5 TITÁN 3

Descarga / Download

Blai5 Titán 3 es un indicador técnico bajo licencia CC para entorno ProRealTime v.12 y posteriores, especialmente diseñado bajo los principios de gestión de datos para trading intradiario, capaz de generar automáticamente un canal operable en las últimas «N» velas, siendo esta cantidad configurable.

El indicador se entrega conjuntamente en el mismo zip con una colección de 8 ProScreeners para facilitar su uso y hacerlo más productivo.

DESCRIPCIÓN TÉCNICA

Todos aquellos que han cometido la amable imprudencia de acudir a alguna de mis contadas apariciones públicas [tradición que aspiro a mantener, por pura timidez] seguro que en alguna de ellas me han oído mencionar muy repetidamente la Regresión Lineal [RL].

Como alguno ya sabrá, la única peculiaridad de mi trabajo en el entorno de los mercados financieros se basa en aplicar a ellos los principios técnicos de la Teoría de la Información (TI), y de tratar los datos simplemente como lo que son: DATOS; despojándolos de cualquier otro aditamento o explicación más allá de la simple gestión de la información.

Por si es la primera vez que tropiezas conmigo, eso mismo que los traders tradicionales describen como tendencia o volatilidad, cuando aplicamos la Teoría de la Información [TI] se corresponderían a los conceptos de SEÑAL y RUIDO.

Y, desde el punto de vista más estrictamente estadístico, la SEÑAL entre dos velas cualesquiera distantes en un gráfico la deberíamos obtener trazando entre la primera y la última una recta de REGRESIÓN LINEAL (RL).

Así pues, en este punto, debería hacerse una enmienda formal a los ampliamente difundidos y aceptados cánones del AT.

La Regresión Lineal es una recta ideal, trayecto más probable para un conjunto dado de datos. Es decir que, a ambos lados, los valores se distribuyen de una forma matemáticamente uniforme.

Si alguien me preguntase [y si mi opinión sirviera para algo] la manera correcta de trazar una línea de tendencia, no debería ser uniendo sus más bajos mínimos, ni siquiera sus cierres. Si al tratamiento correcto de la información nos ciñésemos, no habría forma más correcta de hacerlo que con una recta RL.

Ello supondría que deberíamos atender a su inclinación para conocer la tendencia pero, al ser central, no podríamos utilizarla para poner nuestros stops, para desconsuelo de muchos tibus, [y perdonen por la irónica maldad].

Ahora que tenemos un eje de tendencia en forma de recta de regresión, los datos quedan dispuestos a ambos lados de la misma, con una separación máxima en algún punto. Esa amplitud del canal sería el componente de RUIDO que acompaña a la SEÑAL, distorsionándola, y es lo que hace el trading tan complicado. A eso nos podríamos referir también como volatilidad.

Si trabajamos partiendo de una recta de regresión lineal para mostrarnos el curso de la tendencia/señal y la amplitud media del canal de ruido, con ese diseño dispondríamos de una herramienta que teóricamente nos permitirá general automáticamente una expectativa de movimiento que, no por ser probable, deberemos entender que sea infalible; la tendencia puede cambiar o variar en cualquier momento y, de hecho lo hace continuamente.

Si al tratamiento correcto de la información nos ciñésemos, no habría forma más correcta de trazar una tendencia que con una Recta de Regresión Lineal.

Así, pues, andaba yo buscando una herramienta automática que se aproximase a una recta de regresión lineal [RL] del último tramo de cualquier activo y temporalidad y, además, estableciese la amplitud del ruido/volatilidad de aquel tramo, con la intención de visualizar buenas zonas de entrada, salida y/o giro potencial. A ese proyecto lo he llamado TITÁN y, una vez finalizado, este es su aspecto, en su versión 3:

DESCRIPCIÓN

El indicador Blai5 TITÁN 3 está compuesto por un segmento central que busca un trayecto lo más aproximado posible a la recta RL de las «N» últimas velas, al que denominamos propiamente TITÁN y cuatro [4] líneas paralelas a ella, dos superiores: R1 y R2 [resistencias 1 y 2]; y, dos inferiores: S1 y S2 [soportes 1 y 2].

Entre esas paralelas superiores e inferiores establecemos unas bandas o canales que pueden ser útiles para establecer un trading al estilo de un canal tradicional. La amplitud y separación entre líneas y bandas viene automáticamente establecida por las variaciones del ATR [Average True Range], que nos permite ajustar la amplitud de la herramienta a las variaciones en la volatilidad de cada momento por lo que, en momentos de baja volatilidad tienden a estrecharse y cuando ésta aumenta, a separarse.

INSTALACIÓN

Una vez descargado desde el link que te enviaremos por solicitud a tu mail, copia el zip en una carpeta y descomprímelo. Obtendrás varios archivos del tipo “itf”, algunos que empiezan como «PS_» y que corresponden a ProScreeners [que trataremos en «Herramientas Accesorias»] y el indicador propiamente [Blai5 TITAN 3] que debes IMPORTAR de la siguiente manera:

  1. Desde cualquier ventana de PRT pulsa sobre el botón superior “INDICADORES
  2. Cuando se abra, pulsa en la pestaña INDICADORES y en el icono superior “IMPORTAR
  3. Localiza el archivo, lo seleccionas y listo.

Inmediatamente formará parte de tus indicadores disponible como «Blai5 TITAN 3«

CONFIGURACIÓN DE TITÁN 3

Como podrás comprobar el indicador viene completamente configurado en estructura y colores en sus líneas y bandas. Si lo deseas, puedes ocultar los valores numéricos de las líneas desmarcando las casillas correspondientes a «Etiqueta«

  • NO te pongas a tradear con él hasta haberlo estudiado bien y haber hecho MUCHO papertrading. Sé prudente.
  • Esta nueva versión 3 de TITÁN he tenido que ser rediseñada y reprogramada desde cero pues la anterior v.2 dejó de funcionar correctamente con la actualización de PRT v.11 a v.12. Así, del mismo modo que TITÁN 2 no funciona correctamente en PRT v.12, TITÁN 3 tampoco lo hace en PRT v.11, pues incorpora algunas nuevas funcionalidades de la plataforma desconocidas para las anteriores versiones.
  • Por otra parte, ello nos ha permitido solventar uno de los problemas anteriores y ahora TITAN 3 se actualiza y redibuja en tiempo real, cosa que antes no sucedía y había que actualizarlo forzando su redibujo cada tiempo prudencial. Ese tiempo ya pasó.
  • Eso nos permitirá potencialmente también diseñar ProScreeners y Sistemas sobre la herramienta.
TITÁN trabajando en tiempo real [TR]

El Extraño Caso del Indicador Mutante

El Extraño Caso del Indicador Mutante

Esta es una de esas entradas que he estado resistiéndome a escribir durante años porque, según cómo lo explique, puede causar un cierto desasosiego entre algunos traders. Pero es la realidad diaria.

Por mi actividad migrando mis herramientas entre plataformas desde hace años me he encontrado con todo lo que ahora explicaré, y no creo que hayan sido muchos más los que hayan compartido estas experiencias así que, tampoco he encontrado quien las haya detallado antes.

Migrar herramientas es un trabajo bastante más delicado y complejo de lo que pudiera parecer en principio

Partiré de un caso, que no siendo muy habitual, tampoco es único. Así que, ni que sólo sea para evitar tener que volver a explicar todo esto con detalle cada vez que alguien me lo pregunte, valga el tiempo dedicado a redactar esta entrada.

Además, me servirá para explicar un poco mejor qué hace concretamente un indicador. Y podrán entender [espero] por qué, a veces, los desarrollos de una misma herramienta en diferentes plataformas puede ser una pequeña (o gran) tortura [cosa a la que cada vez me resisto con mayor fuerza].

Migremos, ya que podemos

Muchos usuarios, por la razón que sea, deciden migrar de plataforma. Si es usuario de alguna de mis herramientas y está disponible en el nuevo entorno, puede solicitarme la nueva versión correspondiente. Si es el caso, se la remitiré, empezará a usar el indicador en su nueva plataforma de la misma forma que antes y [generalmente] aquí acaba el relato.

Pero, en algunos casos, el tema se complica. Algunos usuarios especialmente meticulosos, empiezan a comparar curvas y valores entre ambas plataformas [cosa que seguramente no han hecho ni harán con cualquier otro de los indicadores disponibles] y, en algunas ocasiones comprueban (oh sorpresa!) que algunos valores numéricos del indicador en ambas plataformas NO siempre son exactamente iguales. ¿Qué está pasando?

¿Quién será el culpable?

Aquí entra en juego la variabilidad en la personalidad humana, pero tomaré un caso medio para que nadie se ofenda ni se sienta aludido.

Imagino que la primera idea que vendrá a la mente de la mayoría es que ESA nueva versión del indicador NO está correctamente programada o contiene errores. Quizás haya quien piense que tampoco lo está la anterior. O que no lo ha estado nunca ninguna.

Realmente yo nunca he visto un caso tan grosero que llegue a alterar el trazado de las curvas [se trabaja mucho para que eso no pase] pero, y fíjense en lo que les voy a decir: ni siquiera descarto que eso pueda pasar en algún caso puntual.

«Pero, ¿y cómo lo admite con tal desparpajo!?», pensarán los que ya me han condenado antes de iniciar la simple exposición. Pues porque podría llegar a ser así y si tiene la paciencia de seguirme un poco más lo entenderá. Ahora viene lo interesante.

¿Cómo funciona la relación entre indicadores y plataformas?

De este efecto antes explicado [problemas de concordancia exacta] me di cuenta ya en mis primeras migraciones de herramientas y, a la postre siempre acaba siendo uno de mis peores dolores de cabeza. De hecho que el 99,99% de los usuarios nunca se percaten o lo aprecien jamás es motivo de un cierto orgullo. De hecho la mayoría supongo que tendrá primera [inquietante] noticia aquí.

Así que como me di cuenta (como afectado) de este tema hace tiempo y tuve que investigar a qué era debido, paso a detallarlo cosa que, dicho sea de paso, tampoco conozco que nadie haya hecho antes, lo que en su día me habría ahorrado MUCHO trabajo y pesquisas, y fue un problema añadido. [Igual alguien alguna vez me lo agradezca].

Lo primero que necesitamos hacer es dividir el proceso en bloques para poder asignar la responsabilidad a cada posible parte.

Empecemos por el indicador, principal sospechoso. ¿Qué es y qué hace un indicador? Básicamente un indicador (todos ellos) es un algoritmo compuesto de una o varias fórmulas matemáticas que toman una serie de datos, los procesa y entrega uno o más resultados de esa operación.

¿Cuál es el papel de la plataforma? Pues, en toda su complejidad, básicamente dos:

  • Ofrece los datos de entrada; y
  • Gestiona las salidas generalmente en forma de representación gráfica

Así, en un esquema básico de proceso, a la plataforma le corresponde la «entrada» y la «salida» , mientras que al indicador le corresponde el «proceso» de los datos.

¿De dónde vienen las diferencias?

Una vez constatadas que en un determinado mismo gráfico entre dos plataformas de trading existían diferencias (generalmente pequeñas) en los valores de salida, cabía descubrir qué pasaba, dónde y, a ser posible, cómo solucionarlo/minimizarlo.

Como siempre en estos casos se trabaja por eliminación, aislando cada elemento participante. Así lo hicimos empezando por el propio indicador. ¿Había alguna diferencia entre los algoritmos que justificase esas diferencias? La respuesta fue que no. El algoritmo (la fórmula) era EXACTAMENTE la misma en todos los casos y calculada de la misma forma y en el mismo correcto orden.

El indicador toma una serie datos de la plataforma, opera con ellos y entrega los resultados de nuevo a la plataforma, que acaba convirtiéndolos en un gráfico.

Así había que prestar atención ahora a las plataformas y examinarlas dento de nuestras limitadas posibilidades pues los fabricantes, como es natural, no se prestaban a dar mucha información técnica.

Como en muchas de mis herramientas el valor «volumen» está incorporado, empezamos por ahí y como, por fortuna, podemos visualizar ese valor individualmente simplemente desplegándolo separadamente en una ventana del gráfico, la sorpresa fue considerable.

En la mayor parte de los casos donde observamos diferencias en los valores del indicador era porque había variaciones entre los valores de los volúmenes. Recuerdo que estamos hablando de mismos períodos de mismos activos. ¿Por qué no coincidían exactamente? ¿Cuál volumen era el correcto?

Bienvenidos al laberinto de los datos

Comunicamos (amablemente) estas diferencias a algunas plataformas, y les consultamos a qué podían ser debidas. De entrada, y como era previsible, todas afirmaron sin dudar que SUS datos eran los correctos, que obtenían de tal o cual fuente de datos totalmente fiable y certificada. Y, ¿saben qué? TODOS decían la verdad.

Entonces, ¿qué pasaba? Pues, después de no pocas pesquisas y esfuerzos entre un laberinto de suministradoras primeras de datos, fuentes oficiales y mercados, resultó que NO EXISTÍA [y no tengo noticia que eso haya cambiado] un sistema internacional estándar de contabilizar el volumen negociado.

Eso significa que, según unos u otros, volúmenes negociados fuera de mercado, o en operaciones realizadas en aperturas o cierres, se contabilizan en un bloque temporal u otro, total o parcialmente, sin acabar de aclarar muy bien quién hacía qué y cómo. [Por no hablar de mercado paralelos, creadores de mercado, dark pools y otras lindezas].

Así que tuvimos que acostumbrarnos a vivir sabiendo que, al menos en uno de los datos que manejaba el algoritmo, había variaciones entre los datos suministrados según el tipo activo, de derivado, el suministrador de datos de cada plataforma y un montón de variables más completamente imposibles de prever. [Puedes hacer clic en lo gráficos para observarlos en detalle]

La buena noticia es que, después de [como pueden comprobar] estudiarlo MUY detenidamente, llegamos a la conclusión que, por mucho que haya diferencias al contabilizar algunas variables concretas, si ese MÉTODO era constante para cada plataforma concreta NO AFECTABA para nada la coherencia de la herramienta.

Se observarían diferencias en los valores del indicador porque existían diferencias en la serie de datos a procesar. En general eran diferencias porcentualmente pequeñas y difícilmente apreciables sobre el trazado de la curva.

En el fondo, que determinadas operaciones se contabilicen ahora o más tarde, si siempre se hace del mismo modo, no afecta en absoluto el resultado final, por más que pueda modificar puntualmente los valores.

Otro de los «descubrimientos» que obtuvimos del análisis del problema comparando una buena cantidad de plataformas fue que, en general, la calidad de los datos ofrecidos era directamente proporcional a su precio de suscripción, cosa que tampoco debería sorprender a nadie.

Pero, con el dato «precio» no hay nunca duda ¿O sí?

«Pero, al menos», -me dirá el amable y paciente lector- «sabemos que los datos de precio serán siempre correctos e idénticos en todas las plataformas». Y yo les responderé que sí, que CASI SIEMPRE eso es así.

Haz clic para aumentar

Debería explicarles en este punto que las plataformas de trading son, en esencia, bases de datos gráficas. Contratan un servicio externo que les suministra los datos del mercado en tiempo real [que almacenan en su base de datos] y se los hace llegar por conexión telemática.

Pero esas conexiones pueden ser de mejor o peor calidad, tanto en velocidad como en fiabilidad. Pero, incluso las de más alta calidad, no están exentas de pequeños errores de transmisión. Los más groseros son detectados y corregidos (manualmente) de la base de datos de cada plataforma, pero cuando son pequeños o afectan sólo detalles concretos pueden pasar desapercibidos.

Un Futuro DAX en 30 minutos graficado en dos diferentes plataformas

Estos gráficos sólo son pequeñas muestras (convenientemente lejanas) de algunas diferencias entre plataformas en los datos de entrada. Podrían parecer intrascendentes (lo serían en el 99,99% de los casos) pero en indicador cuyo algoritmo contemplase esos detalles generaría problemas de concordancia exacta.

O, incluso, desplazando una vela de hora… [al fin i al cabo, es sólo un bit de error]

Aprovecho para comentar que, si en alguna ocasión detectan algún error en algún gráfico, sea grande o pequeño, si lo comunican a su plataforma se lo agradecerán mucho, porque así lo podrán corregir manualmente.

Así que llegamos a una primera conclusión: aunque el sospechoso probable parecía ser el indicador, todos los indicios apuntan a que el principal causante de las diferencias finales, son los datos [presuntos inocentes]. Y, lógicamente, si los datos son distintos, también lo serán los valores resultantes una vez procesados.

Si quieren que les haga una confesión, ocuparme y preocuparme por la CALIDAD de los datos ofrecidos por determinadas plataformas ha sido una de las razones por las que he ido abandonando el desarrollo en algunas de ellas que, por más que sean populares, tienen [en mi modesta opinión] muy descuidada la calidad de los datos que ofrecen a sus usuarios. Así que me pregunté «¿para qué esforzarme en mantener unas buenas herramientas si los usuarios trabajan en un entorno de datos de mala calidad?»

¿Te has preguntado nunca si vale la pena trabajar con una plataforma que te ofrezca datos inexactos o descuidados, por popular (o barata) que sea?

Si los datos de la serie de origen son distintos, una vez procesados, también lo serán los resultados

Sofisticando el error

Permítanme que acabe ya con un último apunte, que les aseguro que dejar el tema sólo en esta entrada no hace justicia a la cantidad de horas que, durante años, le he tenido que dedicar a este complejo tema.

Después de entender y asumir la primera parte de esta exposición [asumirla porque está TOTALMENTE FUERA de mis posibilidades evitarla o solucionarla] me encontré con una segunda «patología» .

En este caso, miraba y remiraba y no detectaba variaciones en los datos que justificasen unas pequeñas (pequeñísimas, generalmente) variaciones permanentes en los resultados. De hecho, propiamente deberíamos hablar de mínimas desviaciones.

Así que había que volver a investigar de dónde venían. Como he explicado en alguna otra parte, mis herramientas son lo que conoce habitualmente como «de 2ª generación» , o sea, que incorporan como elementos herramientas de 1ª generación, en nuestro caso, indicadores anteriores.

Por otro lado, muchos de esos indicadores clásicos [ RSI, Momentum, Medias, MACD, Escocásticos, etc.] la mayoría de plataformas los tienen integrados en forma de funciones predefinidas [built-in, que diríamos en argot].

Sus formulaciones son conocidas, pero no es fácil acceder a comprobar cómo están programadas en cada plataforma. Y, una vez más después de bastante trabajo y elucubraciones, acabamos detectando que había en ocasiones diferencias en la forma de cálculo de algunas de estas funciones/indicadores.

Pequeños matices, como utilizar un tipo de alisado en lugar de otro, un tipo media específica u otra más avanzada. Detalles que me llevaron, por ejemplo, a darme cuenta que el uso y elección de las medias utilizadas en cada parte de un algoritmo podía modificar sutilmente el resultado [para mejorarlo o para empeorarlo]. Por eso les he estado mostrando parte de ese trabajo recopilado en mis entradas sobre medias móviles en este mismo blog.

Sé que es la nuestra es una especialidad MUY peculiar, donde encontramos traders que programan y programadores metidos en temas de trading, pero no muchos programadores que sean, a la vez, traders [y viceversa].

Lo explico porque todos los programadores nos hemos encontrado en algunos casos y lenguajes que no sólo importa el qué, sino el cómo y en qué orden. En algunos casos [pocos, es cierto] algunas funciones estaban bien programadas, aunque con algún detalle incorrecto. Para explicarlo gráficamente, la imagen siguiente es propiamente la de un sandwich sólo que con algún «detalle» incorrecto.

Y así queda básicamente explicado por qué en la mayor parte de los casos en que se observen diferencias entre dos indicadores idénticos [míos o de quien sean] en dos diferentes plataformas, por favor no saquen conclusiones precipitadas.

Y, la moraleja de todo esto, es que:

  1. no siempre hay que disparar sistemáticamente sobre el pianista si algo no suena bien. Puede que el piano o la partitura tengan algo que ver.
  2. explicar todo esto por mail era muy complicado y difícil cada vez que alguien me lo consultaba, así que queda desarrollado para todos ellos de ahora en adelante.

Espero que alguien haya llegado hasta el final y que le haya resultado útil e instructivo para conocer mejor algunos aspectos poco conocidos del trading, las plataformas y los indicadores.

Gracias por llegar hasta aquí.


DEMA, TEMA (y un poco de Trix)

DEMA, TEMA (y un poco de Trix)

Hoy me van a permitir que les hable de dos indicadores y «medio», y de algunos conceptos de diseño para los más interesados.

Todas las medias móviles comparten una misma característica que, desgraciadamente, es inherente a su propia esencia: un cierto retraso en relación con las señales que se generan. Los diseñadores de algoritmos han trabajado durante mucho tiempo para obtener nuevas formulaciones que, manteniendo todas las virtudes de las medias convencionales, disminuyan o maticen esa conocida desventaja.

Este es el caso de las dos de las que les hablaré hoy: DEMA y TEMA. Las muestro conjuntamente porque ambas dos son obra del mismo autor: Patrick G. Mulloy, quien las presentó en 1994 en un artículo titulado «Smoothing Data with Faster Moving Averages« en la revista Technical Analysis of Stocks & Commodities.

Mulloy perseguía hacer medias más rápidas, más sensibles a los cambios y dotarlas de mayor agilidad en los giros

La primera de ellas es la denominada Media Móvil Exponencial Doble (Double Exponential Moving Average o DEMA).

Aunque, en principio por su nombre y en una primera impresión, podría parecernos que debería ser una simple aplicación de una EMA (media exponencial) sobre otra EMA, no es así en absoluto pues su fórmula es bastante más sutil.

La formula de la DEMA es:

DEMA = (2∗EMA(n)) − (EMA(EMA(n)))

donde «n» = periodo o número de elementos de la serie

Explicado tendríamos, por un lado, la media exponencial (EMA) de periodo «n», multiplicada por dos; y, por otro, la media exponencial de esa misma media exponencial que, una vez obtenida, restaríamos de la primera.

Ya ven que no es tan fácil como podía parecernos en un principio por su nombre. No es una simple EMA aplicada sobre otra EMA, porque ello es lo que en diseño llamamos, simplemente, «suavizado o alisado» de la primera curva y, como efecto principal, tendería a aplanarla y suavizarla aunque, como contrapartida, también a ralentizarla y más.

Pero no es eso lo que se perseguía Mulloy, sino lo contrario: perseguía hacerla más rápida, más sensible a los cambios y dotarla de mayor agilidad en los giros sin perder sus movimientos suaves. Ello genera un tipo de media mucho más ajustada al movimiento de los precios, disminuyendo el factor «retardo».

Una vez puesta sobre el gráfico, así es como se ven ambas (EMA y DEMA), en ambos casos con un periodo de n=50:

TEMA (Media Móvil Exponencial Triple)

Si algo caracteriza a los diseñadores de herramientas matemáticas para trading es el continuo inconformismo. Jamás nos sentimos satisfechos con el último algoritmo encontrado y siempre aspiramos a mejorarlo. Seguro que Mulloy no era ninguna excepción a esa norma porque, más allá de la DEMA, desarrollo esta Media Móvil Exponencial Triple (Triple Exponential Moving Average o TEMA, en inglés).

Ahora que ya sabemos seguro que NO PUEDE SER un simple triple alisado de una EMA, porque eso la haría mucho más lenta y plana, y Mulloy trabajaba en medias fiables de respuesta más rápida, habrá que ver como consiguió mejorar el anterior diseño.

Como concepto, la TEMA es una composición de una EMA, una EMA doble y una EMA triple, que proporciona un menor retardo de tiempo que cualquiera de esos tres elementos por separado.

Convertido en fórmula matemática, tiene este aspecto:

TEMA = (3∗EMA1​) − ((3∗EMA2​) + EMA3)

donde:

  • EMA1=Media Móvil Exponencial (EMA)
  • EMA2​=EMA de EMA1
  • EMA3​=EMA de EMA2

​​lógicamente, siempre todas del mismo periodo.

Sorprendentemente esta fórmula tan original es perfectamente funcional y consigue incrementar todavía más la velocidad de respuesta de esta media sobre la propia DEMA, tal y como podemos apreciar en el siguiente gráfico:

Ahora es cuando el amable lector se pregunta: «y, todo esto, ¿para qué?» Para qué necesitamos medias que giren más rápido. ¿Acaso eso, llevado a un sistema de especulación, no nos generará más ruido, más entradas y salidas falsas y mayores costos operativos?

Si sólo pensamos en esa parte del problema: sí, sin ninguna duda!

Pero sólo estás pensando en estas herramientas como finalistas y en la forma tradicional, buscando sus cortes. Mientras que si piensas en ellas como partes o elementos de herramientas de segunda generación o sistemas complejos, la cosa cambia sustancialmente. Entonces pasan de ser una herramienta a una parte de algo mayor y más complejo. Una pieza más en un Lego; una rueda más en un engranaje.

En diseño llamamos «alisado» o «suavizado» de una curva a aplicar, por ejemplo, una media sobre otra media. Eso la aplana pero también la enlentece.

Voy a ponerte dos ejemplos de esta manera de enfocarlo:

A) Imagina que necesitamos detectar el inicio de una tendencia lo más rápido que nos sea posible. Podríamos hacerlo por superación de un nivel de precio (sistema tradicional). Pero una media sería más fiable porque se basa en un conjunto de datos, y no sólo en uno concreto, que sería más fácilmente manipulable. Pero, si lo que nos interesa es detectarlo rápido, ¿no sería mejor utilizar una TEMA o una DEMA antes que una simple EMA o una SMA? Si detectarlo rápido implicase mayores beneficios (o menores pérdidas) la cosa estaría clara. Basta con que mires el gráfico para saber la respuesta, incluso para cuantificarlo.

B) Podemos jugar con diferentes elementos, no sólo con su valor numérico. Por ejemplo, podríamos calcular su pendiente para detectar fuerza de la tendencia; sus giros para determinar cuando termina una tendencia; incluso usar las herramientas de desplazamiento que estudiamos en un artículo anterior para situar stops, por ejemplo.

Tuneando indicadores: MACD -> TRIX -> MACTRIX?

Vayamos un paso más allá. Supongamos que tenemos una herramienta en la que confiamos como, por ejemplo, el por todos conocido MACD. Imaginemos que sabes cómo trabaja (si no, basta con que pulses en el enlace anterior), para comprobar que está basado simplemente en la diferencia entre dos EMAs.

Ya que estamos hablando de las posibilidades que nos abren estas nuevas medias, comentarte que ya en 1980 Jack Hudson, editor de la revista «Technical Analysis of Stocks and Commodities» trabajó en ese sentido intentando mejorar el diseño del MACD original aplicando un triple alisado de las EMAs, diseñando un nuevo oscilador, alternativo al MACD original y al que llamó TRIX.

Ahora solo nos queda imaginar: ¿qué pasaría si alguien sustituyese esas EMAs originales del diseño de G. Appel, en lugar de por unas EMAs alisadas como hizo Hudson, por unas DEMAs o TEMAs de Mulloy? ¿Daría un rendimiento mejor o peor a ambos referentes anteriores?

Ni que sólo fuera por jugar, ¿podríamos llamar a este proyecto «MACDTrix«? 😛

Las herramientas mencionadas en este artículo [DEMA, TEMA y Trix] están presentes y disponibles en la mayor parte de plataformas de trading del mercado, por lo que podrán acceder a todas ellas y experimentar sin ningún problema.


Operativa: PS «Distribuyendo» para localizar cortos

Operativa: PS «Distribuyendo» para localizar cortos

Operación: $SMFG [5/7/21]

Era una de las destacadas en el PS «Distribuyendo». Necesitaba abrir algunos cortos para equilibrar mi cartera.


Como detalles técnicos de interés:

Koncorde: ventas aparentes de manos fuertes durante todo el mes de junio, con patrón «distribución» mantenido durante la última quincena con precio trazando lateral y repuntes de compra de manos débiles.

Vigía: Confluencia y cruce de Principal Alcista (PA) con Principal Bajista (PB), aunque la SV corta y pierde la PA y respeta la PB, lo que indica con bastante claridad posible corto.

Entramos cortos y hoy ya da alegrías. Con suerte puede estar bastante al principio del movimiento.

6/Julio/21

¿Se acuerdan de $SMFG, que salía en el PS «Distribuyendo»? Pues 2 sesiones más tarde -> +4%


Publicado en twitter el 6/7/2021

Herramientas utilizadas:

Operativa: Los cruces ¿sirven o no?

Operativa: Los cruces ¿sirven o no?

Pues CLARO Q SÍ! Lo que pasa es que son UNA señal más a utilizar, y no precisamente una de las principales.

En general, un cruce [ya sea al alza o a la baja] sólo nos indica UN MOMENTO potencialmente OPORTUNO para iniciar [o cerrar] una operación, si esta está justificada por otros signos y patrones MUCHO más potentes y significativos que el propio cruce.

Si vemos algún/os patrón/es significativo/s, junto a una situación de mercado favorable, más una tendencia que nos parezca a nuestro favor, el cruce puede ser un buen punto de entrada, pues indica que el indicador cambia de fase [carga/descarga]

La regla general sería:

  1. Una vez el área marrón («montaña») en Koncorde o la línea «señal» de Vigía (SV) cruzan hacia arriba sus correspondientes medias (línea roja), es menos probable que el activo baje; [y viceversa]
  2. Una vez el área marrón («montaña») en Koncorde o la línea «señal» de Vigía (SV) cruzan hacia abajo sus correspondientes medias (línea roja), es menos probable que el activo suba.

Y como toda norma tiene su excepción:

  • Los cruces con la media ocasionalmente se comportan como soportes/resistencias ocultos, especialmente cuando los utilizamos en contra-tendencias o buscando situaciones de giro/continuidad. Es decir, a veces sólo producirse el cruce (o al tocar la línea) el precio [y el indicador} invierten su dirección. Ese efecto de REBOTE en la media también podemos utilizarlos en trading [ya explicaremos cómo]

CASO PRÁCTICO: 07/07/21 – $RMD – [Operativa Real]

En $RMD vimos un «PATRÓN Espejo» en Koncorde, una divergencia alcista en Vigía y un gap reciente (finales de abril) a cerrar.

Y un CRUCE AL ALZA que, además, coincidía con un más que probable patrón «Primavera», con áreas azules y verdes en positivo.

Entramos y en el momento de la captura acumulábamos un +27,3% de beneficio.

Publicado en twitter el 7/7/2021


Ampliación: DOBLE CRUCE

Gráfico SEMANAL del mismo activo. En este caso me permite mostraros un caso de CRUCE simultáneo en DOS VENTANAS TEMPORALES, en ambos casos en la misma dirección. Esta señal es más fuerte que la del cruce simple.


Indicadores utilizados:

Traders Que Pierden y Traders Que Mienten

Traders Que Pierden y Traders Que Mienten

Lo confieso: PIERDO. Más de lo que quisiera y con mayor frecuencia de la que me gustaría. Entre otras razones, porque las pérdidas son parte integrante de cualquier estrategia o sistema.

No hay sistema ni método infalible de trading. Es más, ni siquiera los sistema con menos fallos acaban siendo los más rentables por definición. Sistemas con un bajo nivel de trades positivos [o, lo que es lo mismo, con stop loss muy ajustados a las entradas] pueden ser tremendamente productivos en cada una de su escasas entradas positivas.

Así que, desvelado el misterio: TODOS los traders de a pie [o sea, tú, yo y TODOS los demás], sufrimos reveses, a veces merecidos, a veces no tanto.

Ahí es cuando debes recordar el viejo adagio bursátil que dice que hay dos tipos de traders: los que pierden y los que mienten. Apúntame entre los primeros.

Dediquemos, para variar, un par de reflexiones a las pérdidas, que es algo que se tarda tiempo en aprender a gestionar y de lo que veo que casi nadie quiere hablar. A nadie le gusta perder, pero deberás acostumbrarte, porque a todos nos pasa a menudo.

Por evidente que sea lo que ahora diré, hay dos tipos de pérdidas: las pequeñas y las grandes; y antes o después nos tocarán de ambos tipos. Nuestro éxito en el trading dependerá de la proporción entre ambas. Si queremos sobrevivir deberemos tener muy pocas de las grandes para poder sufrir muchas de las inevitables pequeñas.

Las grandes pérdidas son hijas de los grandes errores. Y cuanto mayor el error, mayor la pérdida. Empecinarse en algo; llevarle la contraria al mercado; retirar un SL bien puesto; entrar al calor de un calentón jaleado por bocazas; perseguir el precio hasta comprar en máximos… En resumen [y en la mayor parte de los casos], pura y simple inexperiencia. Y todos hemos pasado por ahí.

Las grandes pérdidas son hijas de los grandes errores. Y cuanto mayor el error, mayor la pérdida.

Si sirve de ejemplo, mi mayor pérdida se produjo al finalizar una operación de futuros y cerrar la plataforma sin advertir un stop olvidado.

A la mañana siguiente descubrí con pánico que durante la noche se había ejecutado esa orden huérfana y el activo estaba mucho más allá de lo que hubiera deseado. Un olvido que se llevó en una sola operación los beneficios duramente trabajados de todo un trimestre. Pero pudo haberme fundido la cuenta cosa que, por suerte, no sucedió.

Un simple olvido. Por puro cansancio. Por las prisas de cerrar la plataforma. Un GRAN error.

Recuerda que es imposible matar a nadie a pellizcos, pero basta con una sola estocada para acabar con él.

En general, las pequeñas pérdidas son las que asumimos cerrando posiciones en negativo (generalmente vía stop loss) porque nuestro escenario previsto no se ejecutó, ya fuera porque no lo identificamos correctamente o porque un hecho inesperado [noticia, declaración, accidente o suceso] giró el mercado y quebró nuestras expectativas.

Esas pérdidas cotidianas también duelen pero, poco a poco, a fuerza de repeticiones, la piel se va endureciendo y, al cabo de los años, acaban resultando prácticamente indoloras. Se asumen como parte de la operativa. Recuerda que es imposible matar a nadie a pellizcos, pero basta con una estocada para acabar con él. Así que si quieres sobrevivir, tu vida de trader deberá estar llena de molestos y continuos «pellizcos»

Al principio y mientras te acostumbras a esa tortura, no haces más que generar bilis… ¿No sería mejor poner mi dinero a plazo y dejar de romperme el coco y de llevarme disgustos?

Afortunadamente, soy un lector insaciable y, ya saben, el azar muchas veces pone en tus manos el texto que necesitas en cada momento. Así que, cuando tengas el bajón puedes hacer dos cosas: o te lo replanteas y te abres una cartilla a plazo de las de toda la vida, o recupera este post y lee a partir de este punto.

Así que si quieres sobrevivir, tu vida de trader deberá estar llena de molestos y continuos «pellizcos»

Una vez le preguntaron a Michael Jordan, el más grande jugador de básquet de todos los tiempos y uno de los mejores deportistas de la historia sobre las claves de su éxito [sí, realmente la pregunta no era muy original]. Pero esta vez la respuesta superó cualquier expectativa.

El alero de los Chicago Bulls contestó: “He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera, y he perdido casi 300 juegos. Veintiséis veces, me confiaron lanzar el tiro decisivo que ganaba del partido, y lo fallé. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Creo que es por eso por lo que, al final, he acabado teniendo éxito”.

Y ahora, si me lo permiten, me voy a estudiar un rato por qué invertí en algo que estaba a punto de perder casi un 10% en un solo día para que no me vuelva a pasar en mucho-mucho tiempo.