Etiqueta: Configuración

Configuración de Koncorde para Thinkorswim

Configuración de Koncorde para Thinkorswim

Para configurar Koncorde para Thinkorswim:

  • Ves al menú «Studies» y abre menú desplegable
  • Escoge «Edit Studies» de el menú
  • Señalar en la parte derecha el estudio Koncorde y da click en la rueda de configuración
  • Aparecerá el menú que adjunto en la siguiente imagen

«Live Candle» por defecto esta en «Yes«. Significa que el indicador graficará todos los datos, incluida la vela actual, la que se está formando en ese momento.

Si escoge «No» sólo se graficarán los datos del Koncorde hasta la vela anterior y no tomará en cuenta la vela que esta formándose (cosa que puede resultar algo molesta cuando se trabaja en scalping y temporalidades o ticks cortos)

El resto de opciones son para cambiar otros parámetros como el color de las líneas y el color del sombreado a gusto del usuario.


Medias para Trading (2)

Medias para Trading (2)

SOBRE LA CONFIGURACIÓN BÁSICA

Antes de entrar a diferenciar los diferentes tipos de medias, permíteme dedicar unas palabras a las herramientas de configuración básica. De hecho sólo con esto apuesto que ya serás capaz de descubrir y (si lo deseas) incorporar mejoras a la forma en la que usas las medias móviles.

Aunque use como modelo Prorealtime v.11, la mayor parte de plataformas disponen de parecidas herramientas accesibles desde parecidas opciones.

Estoy seguro que la gran mayoría sabe utilizar esos apartados de «Color«, «Anchura«, «Estilo» y «Etiqueta«, así que los ventilaremos rápido. Sólo recordad que en «Color» se nos permite diferenciar con diferentes colores si la media móvil asciende o desciende (clicando sobre el eslabón); o nos permite obtener un tamaño mayor/menor o ausencia de la etiqueta del último valor.

Nº DE PERIODOS

Si leíste el artículo anterior, ya deberías estar familiarizado con este concepto. Como ya explicamos, las medias móviles se calculan sobre una serie finita y consecutiva de elementos, y el período [P] indica exactamente el número de esos elementos que, uno tras otro, nos dan cada punto del trazado de la curva.

Evidentemente, todos hemos jugado con ese número y hemos visto que a un menor nº de período [P], la media móvil se aproxima a la curva del precio [un P=1 repite los valores del precio] y cuanto mayor es, más se aplana, tendiendo a separarse.

Mucha gente cree que el «secreto» está en el número o los números de período que se utilicen, como si se tratase de cábala o numerología, atribuyendo a determinadas medias de determinados valores P propiedades casi mágicas.

Ni que decir tiene que eso NO es cierto. No hay nada más parecido a una media móvil de nº de período=40, que una de valor 39 u otra de valor 41. De hecho si hacemos backtesting a lo largo del tiempo con diferentes sistemas basados en medias, distintas medias y distintos periodos de tiempo, veremos que los valores óptimos de P en un determinado momento dejan de serlo y pasan a serlo otros, próximos o distantes.

Mucha gente cree que el «secreto» está en el número o números de período que se utilicen, como si se tratase de cábala o numerología.

Ni que decir tiene que eso NO es cierto.

Pero, de hecho, esto tiene tan poca importancia que tampoco debería hacerte cambiar tus medias ni tus costumbres. En vez de hablar de medias mágicas de valores inamovibles y resultados insuperables, yo hablo de mis «medias fetiche» que, admitiendo mi predilección por ellas y por esos valores de período determinados, les resta toda trascendencia «mística».

Las uso en esa configuración porque me siento cómodo operando así con ellas, no porque considere que mi querida MMPV[50] sea ningún hallazgo esotérico, ni que sea muy superior a si la configurase en un período de 49, 48 o 51.

Así que mi recomendación es que uses los nº de período que te resulten más cómodos y fiables para tu cometido, que estudies y pruebes otros P que te digan o que leas en cualquier libro y luego escojas los que más te gusten, sin mayor trascendencia.

Fíjate que, para mí, tiene MUCHA mayor importancia el siguiente apartado.

¿POR QUÉ SIEMPRE EL CIERRE?

En la ventana de Propiedades hay un desplegable rotulado como: «Aplicar en» y que apuesto que muchos nunca han pulsado.

Esta es una de mis muchas batallas [espero que NO del todo perdidas] como humilde evangelizador de las técnicas de gestión de datos aplicadas al trading.

Observa que, por defecto, las medias móviles como casi todos los indicadores técnicos (aunque NO la mayoría de los míos) se calculan sobre los valores de cierre. Y tú dirás: «sí, correcto; y ¿qué?» Y yo te preguntaré, «correcto, ¿por qué?»

Pensemos en un gráfico de cinco minutos. Yo te pregunto, ¿qué tiene de significativamente más importante el dato de cierre de la vela de las 11:25 horas, que no tenga el de apertura de esa misma vela? ¿O su máximo? ¿O su mínimo? ¿Qué razón hace más importante el dato de cierre que cualquier otro dato de esa misma vela o cualquier otra?

¿Qué razón hace más importante el dato de cierre que cualquier otro dato de esa misma vela o cualquier otra?

Intenta pensar un minuto, por favor, como alguien que analiza datos y SÓLO datos. Estamos hablando de posiciones del precio en un instante dado, y ese instante puede ser, literalmente, cualquiera. Un precio de cierre, cambiando la temporalidad, puede coincidir con la apertura o el máximo en otra temporalidad en que dividamos el gráfico.

Resumiendo, que tradicionalmente al valor «cierre» se le da un valor superior por pura costumbre ancestral. Hace mucho que las gráficas se realizaban, punto a punto, uniendo los valores de los cierres diarios. Y nada más. Eran gráficos de línea.

Más tarde, se empezaron a utilizar las primeras barras, en las que se descartaba el valor apertura y sólo se dibujaba máximo, mínimo y cierre. Más tarde llegaron las barras que incorporaban la apertura, y las ahora más comunes velas.

Es cierto que en los cierres diarios se da un complejo proceso de subasta que acaba fijándolos en un determinado punto; pero eso NO pasa en cualquier otra temporalidad inferior. En barras de horas, minutos o ticks el cierre es un valor al azar que, simplemente, coincidió con el cierre de una vela. Nada más.

En resumen, ideas preconcebidas, usos y costumbres de hace 50 o más años que se perpetúan sin que nadie sepa racionalmente explicar por qué.

¿No podemos encontrar otro punto, dentro de todos los que conforman una vela que sea más representativo que el que POR AZAR resultó en ÚLTIMO?

Con todo ello quiero resaltar que utilizar el dato «cierre» como único elemento para el cálculo es una reliquia, un anacronismo que ni desde el punto de vista de la gestión de datos actual ni de la estadística matemática tiene ningún sentido.

Porque, ¿qué información nos da de TODA una vela (un conjunto de valores) un sólo valor/punto al azar? ¿No podemos encontrar otro valor, dentro de todos los que forman la vela que sea más representativo del conjunto del que, POR AZAR, resultó ser el ÚLTIMO?

La verdad es que esto (que espero que en este punto ya te parezca de lo más razonable) está perfectamente resuelto con las herramientas actuales y disponibles con un sólo clic. Volvamos a la ventana de configuración:

Fíjate que, además del acostumbrado Cierre por defecto, podemos utilizar los valores de la Apertura, Máximo y Mínimo, para trazar nuestras medias. Sin negar que en algún momento puede ser interesante cualquiera de ellos, en general tienen el mismo valor ‘data’ que hacerlo sobre el valor Cierre: un único valor al azar entre otros muchos.

A partir de aquí, empieza lo interesante: alternativas que nos permiten obtener datos que TIENEN EN CUENTA qué ha pasado en el conjunto de esa vela (grupo de datos) y no tomando un sólo valor al azar, sea el que sea.

La primera opción es el Valor Típico, que se obtiene sumando los valores de Máximo, Mínimo y Cierre y dividiéndolos por 3. Cualquiera puede ver que eso parece mejor y más representativo, aunque sigue dándole al valor «Cierre» más importancia relativa y no considera la apertura.

¿Qué más razonable para trazar una media móvil que tomar valores medios de cada vela?

Luego está el Valor Ponderado que, suma Max y Min y dos veces el Cierre, para dividir el resultado por 4. Mejor que cualquiera de los anteriores, aunque sigue anclado en el viejo prejuicio de darle al cierre más importancia que a cualquier otro dato del grupo.

El Valor Medio es, en su sencillez, uno de los matemáticamente más razonables. Suma Máximo y Mínimo y los divide entre dos, proporcionándote el valor medio (gráficamente, el centro) de cada vela. ¿Qué más razonable para trazar una media móvil que tomar valores medios? Los valores medios suponen una atenuación y eliminan ruido de la curva al eliminar valores extremos.

Por último, mi favorito, el Valor Total. Toma los 4 valores significativos, los suma y los divide entre 4. Ello aporta algo de valor añadido al ‘Valor Medio’, que sólo nos señala el centro geométrico de cada vela, pudiendo desplazarse ligeramente arriba o abajo según hayan sido Apertura y Cierre y, por lo tanto, añadiendo algo más de información.

En el gráfico superior puedes observar como el Precio Total acaba siendo el valor central entre las diferentes medias de P=20 aplicadas sobre un mismo activo pero variado sobre qué elemento concreto se las aplica.

¿Representa hacerlo así una GRAN diferencia en el trazado final de la media móvil? Como puedes ver tú mismo, la verdad es que, NO. Las diferencias existen, pero no grandes. «Entonces», te puedes preguntar, «si la diferencia es tan escasa, ¿por qué cambiar?» Y yo te responderé, ¿y por qué no, si ahora sabes que esa es la manera más correcta de hacerlo desde el punto de vista matemático y ‘data’?

DESPLAZANDO LA MEDIA

Acabemos esta parte con las dos herramientas que nos quedan por comentar. Dos herramientas que cumplen una idéntica función: desplazar la media móvil sin alterarla.

Para comprender su funcionamiento no hay nada mejor poner una media móvil sobre un gráfico, pulsar sobre ambos elementos y observar lo que ocurre (práctica de lo más saludable para saber cómo funciona CUALQUIER COSA).

El Desplazamiento Horizontal nos permite adelantar o retrasar en el tiempo todo el trazado de la media, desplazándola a derecha o izquierda del gráfico.

El Desplazamiento Vertical nos permite moverla hacia arriba o hacia abajo del gráfico aunque, en este caso, las unidades del desplazamiento será un % del precio del activo.

Y, ahora, la GRAN pregunta: ¿y para qué?

En general, para buscar señales de trading (por ejemplo, en un stop loss) la opción tradicional es modificar el valor del período (P).

Si el valor P es demasiado bajo, reacciona rápido pero está muy cercana, con lo que el stop loss es muy sensible (por próximo y rápido). Si aumentamos el valor de P, la media se aleja del precio, pero reacciona de manera más lenta (lejana y lenta). Y esa es una dicotomía aparentemente sin solución.

Pero quizás lo que NUNCA hayas provado sea aplicar una media rápida (que reacciona rápido) pero separarla del precio mediante un desplazamiento, ya sea horizontal o vertical.

Y no pienso explicar más. A partir de aquí, cada cual que siga a su manera. Ya tenéis más herramientas para ajustar (o no) las medias a vuestras necesidades.

En la próxima entrega os explicaré por qué (desde el punto de vista data) una media móvil exponencial (MME o EMA) es a una media móvil simple (MMS o SMA) lo que una sierra mecánica a un hacha de piedra.


Titan 2: Configuración

Titan 2: Configuración

Como ya explicamos en el anterior artículo descriptivo sobre Titán 2, la descarga e instalación sobre la ventana de Precio no representa mayor problema:

A partir de este punto, vale la pena dedicar unas líneas a algunas características de su diseño y configuración.

Cuando lo incorpores verás que está formado por 5 líneas paralelas. Te sugiero que las configures de la siguiente manera:

Con lo que obtendrás un resultado como este:

Desde este punto podemos seguir con la descripción y configuración. Como habrás podido observar el indicador se compone de una línea de regresión lineal (LRR) rotulada como TITÁN 2 y dos bandas de volatilidad, una inferior y otra superior.

Al margen de esos elementos, en la ventana de configuración observamos dos variables configurables, rotuladas como k y F.

La variable «k» permite ajustar el número de velas (siempre las últimas) sobre las que se trazará Titán 2. Por defecto está asignado el valor 50, aunque lo podemos variar a placer.

Yo utilizo generalmente el valor k=50 para mis intradías, pues es bastante estándar. En cuanto a la utilización en temporalidades más largas (horarios, diarios, o superiores) a veces me permito ajustar k a la longitud aproximada de la última tendencia activa, sea aumentando o disminuyendo ese valor.

En cuanto a la variable «F» establece la amplitud de las bandas y su separación de la LRL central.

Este elemento nos permite ajustar la amplitud del canal operable, pero yo personalmente, raramente lo ajusto. Normalmente no es necesario. Además, considero que si el precio no alcanza y penetra en ambas bandas de volatilidad es preferible NO operarlo, ya que la amplitud del movimiento es inferior al deseable para un trade rentable.

PD. – Y no pienso explicar el por qué de ese valor tan extraño que tiene F por defecto, porque a la mayoría no le hará ninguna falta. Aunque si tú no lo sabes y si sientes curiosidad lo puedes investigar.


Tutorial: Configurar VPM en PRT v.10

Tutorial: Configurar VPM en PRT v.10

Para conseguir una correcta visualización de las características gráficas de este indicador, una vez importado, deberemos seguir unos pasos que detallaré en este tutorial.

Esta será la primera visión que tendremos del indicador. Para iniciar la configuración pulsaremos sobre el icono «herramienta» lo que nos llevará hasta la ventana de configuración «Propiedades«.

Ahora se trata de configurar línea a línea. Pulsaremos sobre la primera «Q» y seleccionaremos en Estilo la línea punteada.

La segunda es propiamente la del VPM. Una vez seleccionada, haremos un clic sobre el icono de la cadena para poder diferenciar los valores positivos y negativos de diferentes colores. Pulsa sobre los cuadros de color para seleccionar el que gustes. En Estilo la opción es Histograma.

Por último queda configurar las barras que harán de «alarma» cuando el VPM supere el valor «F«. En este caso basta con seleccionar Histograma en Estilo, pues el color por defecto es el rojo.

Después de eso activa la casilla Convertir en configuración por defecto y, a partir de ese momento ya se presentará siempre configurado correctamente cuando lo apliques sobre cualquier gráfico y lo verás como en el siguiente gráfico.

Tutorial: Configurar ATLAS 10 en PRT v.10

Tutorial: Configurar ATLAS 10 en PRT v.10

Para conseguir una correcta visualización de las características gráficas y patrones de este indicador, una vez importado, deberemos seguir unos pasos que paso a detallar en forma de tutorial. Yendo paso a paso y seleccionando en cada apartado la opción mostrada obtendrás el resultado final deseado.

En principio veremos una serie de líneas coloreadas. Haciendo clic sobre el icono herramienta de la esquina superior izquierda accederemos a la ventana de configuración, donde iremos pulsando en cada una de los nombres de las líneas situadas en el listado y configurando una a una del siguiente modo:

Fíjate que, en este caso, es la única línea donde mantengo activa la casilla «Resaltar el último precio» para observar el valor numérico cuando me interese. También, al ser la línea más importante, si te apetece, puedes aumentar un poco la Anchura de la línea para verla mejor.

Ya sólo nos queda configurar las llamaradas verdes del Spectro y remarcar la zona de alarma de la señal ATLAS, que se da cuando la línea de ATLAS toma un valor inferior a cero. Para crear cada una de las zonas tintadas, pulsa primero sobre el botón Añadir una nueva zona de color.

Ya sólo queda que vuelvas a pulsar sobre [por ejemplo] la línea ATLAS y actives la casilla «Convertir en configuración por defecto«, con lo que ya no volverá a hacer falta que repitas todos estos pasos cada vez que incluyas el indicador en una nueva ventana. Este es el aspecto final de la versión 10 del Blai5 ATLAS una vez completamente configurado:

Tutorial: Cómo configurar Vigía para PRT v.10

Tutorial: Cómo configurar Vigía para PRT v.10

Aunque el sistema de distribución de herramientas ProRealTime es muy cómodo y eficiente, todavía hay algunos aspectos que no podemos incorporar directamente al diseño y que deben ser configuradas por el usuario.

Como Vigía incorpora una considerable variedad de líneas, áreas y herramientas accesorias, voy a intentar hacer un tutorial claro para ayudar a que puedas configurar Vigía 10 tal y como yo lo diseñé y utilizo, aunque luego eres muy libre de modificar este diseño o de ocultar aquellas partes o herramientas que consideres que no te son de utilidad.

Voy a empezar mostrándote el aspecto final que Vigía 10 debería tener para, posteriormente hacer un paso a paso de cómo llegar hasta ahí.

Una vez incorporado el indicador a nuestro listado y aplicado a un gráfico por primera vez nos encontraremos con un conjunto confuso de líneas de diferentes colores:

A partir de este momento deberemos aplicar, línea a línea, las características propias de cada una desde la ventana Propiedades (que se abre pulsando sobre el icono con forma de herramienta del ángulo superior izquierdo de la ventana del indicador).

Iremos paso a paso. Empezaremos por pulsar sobre la línea Astro y cambiaremos el Estilo a Invisible.

Tanto en el caso de la Banda Superior (BS) como de la Banda Inferior (BI) y del Filtro, cambiaremos el Estilo a línea a discontinua y desmarcaremos la casilla Resaltar último precio. Eso elimina los valores que atiborran el margen derecho del gráfico y que, en nuestro caso, no tienen mayor interés. Yo los elimino todos (desmarcando la casilla Resaltar último precio en todas la líneas) y sólo mantengo el valor del Filtro. Pero tú puedes eliminar o mantener los que quieras.

Ahora vamos a ocuparnos de la línea de Señal de Vigía (SV). En este caso aumentamos el grosor de la línea para que destaque claramente y sea de más fácil lectura.

Tanto la MR como la línea 0 no necesitan más modificación que desmarcar la casilla Resaltar último precio.

Vamos ahora a configurar la herramienta accesoria Blai5 Volumen Proporcional Medio (VPM) que detecta las puntas de volumen y los «volúmenes climáticos«. [¡Cuidado! Si en la ventana que estás haciendo la configuración es de un par FOREX, un CFD o algún otro activo sin volumen NO APARECERÁ esta línea. Cambia a un valor con datos de volumen, como a una acción, por ejemplo].

Cambiamos el Estilo a Histograma, para que se presenten barras verticales y marcamos en verde el Positivo y en naranja el Negativo. (Para poner colores diferentes a ambos lados debes pulsar sobre el botón central de la cadena). Acabamos, como de costumbre, desmarcando la casilla Resaltar último precio. Esta herramienta accesoria sólo aparecerá en el gráfico en aquellos activos que dispongan de datos de volumen

Y, para acabar, configuraremos el Astro. Se trata de otra herramienta accesoria, algo así como un detector de tendencia de fondo dominante. Si después de tenerla activa consideramos que no nos ayuda y emborrona el indicador, podemos dejarla en Invisible y olvidarnos de ella (igual que podemos hacer con el VPM o cualquier otra línea que nos moleste o a la que no encontremos utilidad, aunque les aseguro que todas la tienen porque, si no, no las habría puesto ahí 🙂

En este caso hay que empezar por pulsar en Añadir nueva zona de color y seleccionar Astro en Línea 1 y 0 en Línea 2. Por último, teñimos de verde y rojo (yo los prefiero pálidos para que no interfieran visualmente mucho con el resto) y ya hemos completado la configuración.

Para que, a partir de ahora, el indicador SIEMPRE se presente con esta configuración y que no hayamos de volver a hacer este largo proceso, bastará con que pulsemos sobre cualquier línea y activemos la casilla Convertir en configuración por defecto.

Con eso habremos acabado y ya dispondremos de nuestro Vigía 10 perfectamente configurado tal y como mostramos en el primer gráfico.

Tutorial: Configurar Koncorde para PRT v.10

Tutorial: Configurar Koncorde para PRT v.10

El indicador Blai5 Koncorde es, sobre todo, un ejercicio de diseño gráfico avanzado aplicado a los indicadores técnicos para trading. Modestamente creo que, cronológicamente, ha sido uno de los primeros desarrollos de usuario basado gráficamente en áreas de color superpuestas y solapadas, lo que da un buen número de patrones y figuras gráficas.

Dado que, por el momento, no podemos preprogramar todas las características gráficas del indicador, redacto este pequeño manual paso a paso para que el usuario sea capaz de configurarlo correctamente y dejarlo de este modo para que no sea necesario hacerlo más que en la propera ocasión.

Una vez descargado e incorporado a nuestra plataforma ProRealTime, el indicador se presenta como un conjunto de líneas coloreadas.

Para conseguir su aspecto definitivo deberemos empezar por acceder a la ventana Propiedades (que se abre pulsando sobre el icono con forma de herramienta del ángulo superior izquierdo de la ventana del indicador).

Como las líneas ya están definidas y coloreadas, el trabajo se centrará en crear las áreas de color. Para crear la primera empezaremos pulsando en el botón Añadir nueva zona de color. Una vez hecho esto en Línea 1 escogeremos marron y en Línea 2, azul, con lo que se teñirá el área entre ambas líneas. En la opción superior (marron > azul) optaremos por un color marrón claro o calabaza (pulsando sobre el cuadro del color), mientras que desactivaremos la opción inferior.

Repetiremos el mismo proceso para generar otras tantas áreas de color, tal y como quedan definidas en las siguientes capturas:

Por si no se aprecia correctamente, en el área azul<>cero yo opto por azul más oscuro dentro de la gama.

Por último, queda pulsar una a una en las líneas marron, verde, media y cero para desmarcar en todas ellas la casilla Resaltar último precio que escribe el valor de cada línea en el margen derecho, cosa que no ofrece mayor valor. Yo sólo lo mantengo activado en la línea azul para observar si el valor es negativo o positivo, que es lo único [en cuanto valor numérico] que me parece de algún interés.

Para finalizar, pulsando sobre cualquier línea, activaremos la casilla de verificación de Convertir en configuración por defecto, cosa que nos ahorrará en el futuro tener que volver a realizar esta configuración de áreas y colores.