La Magia de Vigía (Su Dificultad y Algún Secreto)

La Magia de Vigía (Su Dificultad y Algún Secreto)

Que considero a Vigía como mi mejor herramienta, creo que no es ningún secreto. Fue la primera y ha sido la que más ha evolucionado [internamente ya está en su 11 versión]. Intentaré explicar el por qué de mi predilección por esta herramienta.

Vigía es un indicador complejo (entendido como múltiple), de 2º generación y muy rico en señales. Eso que es una virtud, también puede ser un problema. Lo entiendo.

Hay no menos de media docena de buenas señales de trading para seguir y dependiendo del activo y de la temporalidad pueden cambiar de unas a otras pues, como el mercado, engloba diferentes frecuencias en sus distintas señales.

La idea, cuando lo diseñé y rediseñé, es que un sólo indicador fuera capaz de ajustarse a diferentes activos, temporalidades y situaciones de mercado simplemente cambiando la señal de trading a la que hay que atender. El proyecto final es crear un sistema autoajustable capaz de saltar de una a otra o combinar varias para obtener un amplio espectro operativo. Un concepto bastante nuevo, por lo que he comprobado, porque sigo sin descubrir nada parecido sobre lo que poder apoyarme para avanzar más rápido.

Es interesante observar que diferentes señales (curvas) oscilan en diferentes frecuencias, algunas más aceleradas y otras más lentas.

Por ejemplo, generalmente los usuarios atienden [seguramente por costumbre] al cruce de la señal de Vigía con su Media, cuando estadísticamente puede no ser la mejor siempre. Hay que estudia los cortes de Vigía con la línea cero, los cortes con el Filtro, los vaivenes del filtro sobre la línea cero, los cortes de la Media roja sobre cero …. ¿sigo?

Para cada activo, situación y temporalidad hay una señal “clave” con una con frecuencia superior e inferior alternativas que te proporcionan un buen colchón estadístico.

Por ahora no puedo explicar mucho más, porque yo mismo sigo experimentando. Es lo que tiene meterse a investigar cosas nuevas, que vas hacia adelante y hacia atrás y, a veces, discurres algún tiempo por callejones sin salida. Nuevos caminos, pero también nuevas oportuniades. ¿O no se trataba de eso?

Un día de estos les mostraré una batería de sistemas todos diferentes pero todos trabajando sobre diferentes señales del mismo indicador [Vigía], algunos sobre señales simples y otros incrementales, operando sobre grupos de señales, pero siempre con Vigía como único motor. Eso es mi trabajo más delicado y al que dedico más tiempo de estudio. Es mi atajo hacia las Bahamas. O quizás me conforme con una casita con piscina en Tenerife, que también me parece un lugar maravilloso donde perderse. ¿No lo les parece?

Los comentarios están cerrados.